fbpx

Por Héctor Arenas Díaz

Encerronas: Es el nombre común con el cual se identifica el delito de robo con intimidación, cometido mediante la exhibición de armas de fuego convencionales (pistolas, revólver) o de artificio (fogueo y hechizas); en las que un grupo de delincuentes habitualmente jóvenes, interceptan un vehículo bloqueando su desplazamiento con otro automóvil que atraviesan en la ruta. En esta acción delictual, empleando la intimidación y la violencia física, proceden a quitar las llaves del móvil y especies que en esos momento porta la víctima, principalmente el teléfono celular para evitar que se informe a la policía e inmediatamente se dan a la fuga en el auto robado, maniobra que solo les demanda unos minutos.

Se ha de tener presente que los delincuentes actúan bajo un criterio electivo, de selección de los blancos o target, esto puede obedecer a circunstancias ambientales que facilitan la comisión de este tipo de delitos, pero también responder a la elección de un vehículo con características especiales, tracción 4×4 o con capacidad de desarrollar altas velocidades, para utilizarlos en otros delitos (alunizajes y tour delictivos) los cuales son rápidamente abandonados una vez utilizados. En algunas ocasiones la predilección se basa en un encargo de un modelo, marca y año, ya sea porque existe un mercado para la venta de repuestos o bien quieren duplicarlo, situación que hace más improbable su ubicación posterior.

Como el nombre lo indica “encerronas”, la primera medida de seguridad será siempre evitar quedar literalmente encerrado.

1.- Un concepto clave en la conducción es el de “Distancia de Seguridad”, la separación entre vehículos que permite evitar una eventual colisión por alcance. Este criterio también debemos aplicarlo en nuestros desplazamientos nocturnos, así cuando nos enfrentamos a un semáforo en una esquina, debemos mantener una distancia prudente que nos permita una maniobra evasiva. (Ver imagen)

2.- La recomendación primordial es evitar o realizar acciones que puedan afectar la integridad de los ocupantes de su vehículo, en un orden de prioridades lo material siempre se puede recuperar, la vida no. Evite entrar en pugnas con los trasgresores, no realice movimientos bruscos y levante sus manos, una señal de rendición conocida por todos. Utilice expresiones cortas, “tranquilo te voy a entregar las llaves”, “no me vayas a disparar”, “llévate el auto, pero no me hagas daño”, etc.

3.- Cuando en su vehículo vayan niños en sus sillas ancladas en los asientos traseros, la situación cambia radicálmente, por muchas indicaciones que podamos darle, su instinto de protección hacia ellos será siempre superior, lo recomendable es hacer presente esta situación con expresiones cortas “mi hijo/a esta en el interior”, “entrégame a mi hijo/a”, “no se lleven a mi hijo/a”. En el caso extremo, que se llevan un niño/a, intente mantener la calma, recuerde qué en una alta probabilidad aparecerá pronto, porque les resulta inconveniente transitar en un auto robado llevando a un niño/a literalmente secuestrado.

4.- Los eventos críticos como el señalado requieren de la solidaridad de otros conductores, el auxilio de las víctimas, facilitarles un teléfono o llevarlos ante una unidad policial para que hagan la denuncia. Recuerde nadie esta exento de ser víctima de un delito.

5.- Estar siempre atento cuando conduce sobretodo durante la noche, por una calle sin circulación vehicular, al percatarse que un automóvil estacionado enciende sus luces o se incorpora en su mismo sentido de marcha, es una señal de alerta, cerciórese por los espejos laterales y retrovisor si hay más vehículos que lo siguen, intente una maniobra evasiva que no revista peligro para otras personas, diríjase a una estación de servicio, a la entrada de un condominio donde hay guardias de seguridad o cualquier lugar en que pueda recibir ayuda. Ante una situación inminente toque la bocina repetidamente.

6.- Muchos delitos de esta naturaleza son cometidos por oportunidad, las bandas dedicadas a esta especialidad delictiva recorren las calles en busca de víctimas apropiadas, conductores distraídos hablando por celular, escuchando la música todo volumen o inmersos en conversaciones con sus acompañantes, son blanco fácil, reducir las probabilidades y vulnerabilidades son su responsabilidad.

7.- Recuerde que las bandas delictuales pueden contar con más de un vehículo de apoyo y no necesariamente todos actúan simultáneamente, algunos pueden permanecer aparentemente inactivos, pero aparecer súbitamente ante una resistencia evidente de las víctimas.

8.- No transite por lugares desconocidos o no le resulten familiar, de hacerlo extreme las medidas de precaución y manténgase siempre atento, reducirá la probabilidad de ser víctima de un delito y lo más importante, la probabilidad de verse involucrado en un accidente de tránsito, que estadísticamente tiene una mayor incidencia y más graves consecuencias.

9.- Disponer de medidas de seguridad incorporando dispositivos corta corriente, GPS, etc., muestran utilidad a la hora de recuperar su vehículo, pero recuerde que no reducen la posibilidad de ser objeto de un delito, por lo que su actitud al conducir será lo relevante.

Portonazo: Es una denominación común, una variante del delito de robo con intimidación denominado “encerrona”, anteriormente descrito, la diferencia estriba en que el lugar elegido para su ejecución es precisamente frente al portón de su casa, en los momentos que ingresa o sale de su domicilio con su vehículo.

1.- Debemos considerar que este tipo de delitos se gesta en la oportunidad, por ende, evitar esta circunstancia y reducir la probabilidad de ser víctima, es la regla de seguridad básica.

2.- Poner atención al entorno, al momento de salir de su domicilio verifique en las inmediaciones la eventual presencia de vehículos extraños, son más vulnerables las casas cuyo exterior da a calles o avenidas, que nos induce a redoblar las medidas de precaución.

3.- Cuando vaya a salir de su casa, otro habitante del inmueble debe cerrar el portón de acceso, una vez que haya hecho abandono con su vehículo. Por habitualidad las personas sacan el automóvil que dejan con el motor encendido y bajan a cerrar el portón, estas acciones contribuyen a aumentar el tiempo de exposición, haciéndolo más vulnerable.

4.- Cuando vaya llegando a su domicilio, verifique su entorno y tome la precaución que alguien de su domicilio lo esté esperando y sea quien le abre el portón. Si cuenta con un dispositivo de control remoto, acciónelo desde el vehículo, espere a que se abra completamente e ingrese, luego accione nuevamente sin bajar del automóvil hasta que el portón se cierre completamente. Si en el trayecto detecta cualquier situación anómala no ingrese inmediatamente, tómese el tiempo de retrasar su ingreso, de una vuelta de manzana hasta que la sensación de peligro haya disminuido y usted se sienta seguro. Confié en sus instintos, si algo le parece fuera de lo normal o extraño, es un buen predictor de peligro.

Otros consejos:

La aplicación móvil WhatsApp que está presente en la mayoría de los teléfonos Smartphone, tiene una herramienta que transmite su ubicación en tiempo real, puede ser activada y desactivada a voluntad y sirve por ejemplo para informar los lugares por los cuales alguien se va desplazando rumbo a su casa, para que le abran el portón por ejemplo y cuando salen sus hijos a una “junta” y regresan tarde a la casa.

A modo de ejemplo, quiero enviar mi ubicación actual a mi contacto en WhatsApp “Peñalolinos”, abro la aplicación y busco en mis contactos, presiono sobre el contacto y luego sobre el signo (+)

Cuando presiono sobre el signo (+) se abre una pantalla que me exhibe los sitios cercanos a los que me encuentro y al presionar ENVIAR MI UBICACIÓN ACTUAL, estaré enviando activamente mi posición y las calles por las cuales me voy desplazando, una vez llegue a mi destino, desactivo la función.

Comparte
Categorías: Seguridad

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *